Aterosclerosis, Angina de Pecho e Infarto Cardiaco

/, Lípidos/Aterosclerosis, Angina de Pecho e Infarto Cardiaco

La aterosclerosis, angina de pecho e infarto cardiaco tienen una relación causa-efecto. Esto es, la aterosclerosis es la lesión fundamental que lleva a las otras dos.

Esto se debe a la disminución o ausencia de flujo sanguíneo en las arterias coronarias debido a su obstrucción parcial o total. El corazón es el órgano que más frecuentemente sufre las complicaciones de la aterosclerosis.

Las Arterias Coronarias

Inmediatamente después de salir del corazón, la arteria aorta da sus primeras ramas: las arterias coronarias, una que va al lado izquierdo del corazón, y otra al lado derecho.

 

arterias coronarias

Arterias coronarias. Right coronary artery = arteria coronaria derecha; left coronary artery = arteria coronaria izquierda. Imagen: 123 RF

 

Cada arteria coronaria principal se va dividiendo en ramas cada vez más pequeñas, en forma análoga a cómo se divide el tronco de un árbol. Cada rama de la arteria coronaria irriga un área específica del miocardio, nombre con que también se conoce al músculo del corazón.

Cuando un músculo se ejercita aumentan sus necesidades de nutrientes y oxígeno, lo que se logra aumentando el flujo sanguíneo, lo que a su vez requiere que el corazón aumente la cantidad de sangre que bombea. Para aumentar su trabajo, el corazón aumenta su frecuencia cardiaca (número de latidos por minuto).

Normalmente no hay problemas, porque las arterias coronarias tienen la capacidad de dilatarse y así aumentar el flujo sanguíneo, lo que no pueden hacer si existe una estrechez mayor al 75% del lumen.

La cardiopatía coronaria (también llamada cardiopatía isquémica) tiene dos manifestaciones clínicas principales: la angina de pecho y el infarto agudo del miocardio.

Ver La aterosclerosis y sus complicaciones.

Factores de Riesgo

Los principales factores de riesgo para la aterosclerosis, angina de pecho e infarto cardiaco son:

  • Edad
  • Sexo masculino
  • Diabetes
  • Colesterol elevado
  • Hipertensión arterial
  • Fumar
  • Sedentarismo
  • Obesidad

La Angina de Pecho

Típicamente, la angina de pecho se manifiesta por dolor de pecho al hacer un esfuerzo, y desaparece con el reposo o la administración de nitroglicerina sublingual.

En presencia de una estrechez por aterosclerosis de una rama de las arterias coronarias, cualquier situación que provoque aumento del trabajo del corazón puede producir angina de pecho. Esto ocurre por un desequilibrio entre la demanda y el suministro de oxígeno.

La cantidad de ejercicio necesaria para provocar síntomas suele ser fija, por ejemplo, caminar una cuadra o subir dos pisos de escalera.

Otras situaciones que pueden desencadenar los síntomas son: andar de prisa, las emociones, la taquicardia o la exposición al frío o al calor.

Algunos pacientes tienen episodios de angina sin dolor. Como el electrocardiograma en reposo puede ser normal, para diagnosticarla a veces se requieren pruebas cardiológicas especializadas, como la prueba de esfuerzo o el cateterismo cardiaco con arteriografía coronaria (radiografía de las arterias coronarias después de inyectar un medio de contraste).

El Infarto Cardiaco

El infarto es un evento repentino que se produce cuando un trombo (coágulo de sangre) obstruye por completo una rama de la arteria coronaria, impidiendo el paso de la sangre.

 

Infarto cardiaco

Infarto cardiaco. Un segmento de la arteria coronaria ha sido obstruido por una placa de colesterol y la formación de un coágulo de sangre. Una porción del músculo cardiaco se necrosa o muere. Imagen: 123RF

 

Sin tratamiento médico rápido, el área de miocardio que irrigaba la arteria obstruida muere, y es reemplazada por una cicatriz.

Generalmente ocurre en pacientes con antecedentes de angina de pecho, pero puede presentarse en personas que hasta ese momento no habían tenido ninguna señal de enfermedad cardiovascular.

El dolor de pecho en el infarto es parecido al de la angina, pero más intenso y de mayor duración. Suele durar más de 30 minutos y no desaparece con el reposo o la administración de nitroglicerina sublingual.

La aterosclerosis, angina de pecho e infarto cardiaco son más frecuentes y ocurren a más temprana edad en los hombres. La incidencia del infarto en los hombres aumenta a partir de los 55 años, mientras que en las mujeres es a partir de los 65. Esto se debe al efecto protector de los estrógenos (hormonas femeninas) sobre el sistema cardiovascular.

A partir de la menopausia, las mujeres gradualmente van aumentando sus riesgos hasta igualar a los hombres alrededor de los 70 años.

Infartos sin dolor

A veces se producen infartos sin dolor. Esto es más frecuente en las mujeres y en personas con diabetes mal controlada durante mucho tiempo, debido a daño en los nervios que transmiten dolor (neuropatía autonómica).

Infartos en mujeres

Las mujeres suelen tener síntomas atípicos, lo que muchas veces puede llevar a un diagnóstico errado en la sala de emergencia.

RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS
Aprende a controlar tu diabetes, colesterol y peso
Garantizamos la privacidad de tu email
By | 2017-07-23T10:15:21+00:00 Diciembre 21st, 2016|Cardiología, Lípidos|3 Comments
  • Ramona Genao Fernandez

    Me gustan estos saludables consejos, especialmente cuando tratan los problemas de nuestro Corazón. ❤️
    ¡Muy importante!

  • Soraya Reyes

    Muy buen articulo, informa mucho en pocas palabras.